Crecé en las redes sociales, pero no descuides tu estrategia de e-mail.

Las redes sociales se han convertido en el foco de atención y uno de los principales  puntos dentro de las estrategias de comunicación para las empresas, debido a la cantidad de potenciales clientes que ahí se pueden encontrar. Sin embargo, y ante la creciente popularidad de las redes y todo tipo de apps, para muchos el correo electrónico parece ser obsoleto, nada más alejado de la realidad.

Los datos demuestran que el e-mail sigue siendo unos de los canales digitales con más efectividad, por lo tanto, debería ser un elemento inseparable de cualquier estrategia digital. Pero lo que realmente lo hace efectivo es su naturaleza de acuerdo con el informe de Campaign Monitor, la mayoría de las personas prefiere recibir contenidos relacionados a las marcas justamente a través del correo electrónico.

La mayor ventaja del uso de correo electrónico dentro de nuestra estrategia es que nosotros somos los dueños de toda la base de datos que hemos recopilado, mientras que en el caso de tus perfiles de RRSS y los likes que tengas acumulados, el control absoluto sobre ellos está en las manos de Facebook, Twitter o Instagram. Y son dichas empresas las pueden decidir qué va a pasar con ellos y los datos.

Además, los constantes cambios de algoritmo limitan muchas veces a las empresas y el contacto que tienen con el público. En este sentido, es conveniente que te plantees otras alternativas para mantenerte en contacto con tu audiencia y mantener actualizada su lista de e-mails, que siempre será una buena base para tu negocio.

Post Relacionados