El gobierno argentino otorgó beneficios a los fabricantes de textiles y calzado.

Con el objetivo de incentivar el consumo, aliviar la carga tributaria y mejorar el financiamiento para esos sectores, las industrias: textil, confección, calzado y marroquinería recibirán un conjunto de beneficios. La medida la dió a conocer el Goberno nacional el pasado 23 de noviembre de 2018.

“El sector textil, de calzado y de marroquinería es fundamental para la estructura productiva Argentina y queremos acompañarlo en esta coyuntura y a la vez impulsar su transformación. Necesitamos trabajar juntos para impulsar el consumo, sostener la estabilidad del empleo y avanzar en la formalización de los trabajadores y la cadena productiva”, afirmó Dante Sica, ministro de Producción y Trabajo.

Según informó el Ministerio de Producción y Trabajo, las nuevas medidas serían implementadas para los salarios desde noviembre de 2018 hasta diciembre de 2019, con un mínimo no imponible de 12.000 pesos argentinos (unos 330 dólares) en vez de los 2.400 pesos argentinos (unos 66 dólares) vigentes para este año.

“Esta medida buscará beneficiar de forma directa a 126.000 empleos formales distribuidos en 8.000 empresas presentes en todas las provincias”, agregó Sica.

Asimismo, otra de las acciones que tomó el gobierno fue la realización de la Semana de la Moda del 6 al 9 de diciembre para incentivar el consumo, al financiar distintos tipos de descuentos en 38.000 comercios del país con 150 millones de pesos argentinos (unos 4 millones de dólares).

La crisis que actualmente atraviesa Argentina ha obligado a varias empresas textiles a implementar medidas drásticas como el cierre de fábricas, la reducción de su plantilla y de jornadas laborales para poder solventar los daños que la caída de consumo ha ido ocasionando en los últimos meses.

Post Relacionados