Forever 21 en bancarrota. El gigante de moda se une a la lista de minoristas derribados por la competencia, los altos alquileres y la huida de compradores hacia el e-commerce.

Forever 21 Inc. se declaró en bancarrota, uniéndose a la creciente lista de minoristas de moda derribados por la fuerte competencia, los altos alquileres y la deserción de compradores hacia puntos de venta en línea. Los planes incluyen cerrar 178 de sus aproximadamente 800 tiendas, luego de una desastrosa expansión fuera de Estados Unidos.

Se ha permitido que Forever 21 continúe sus operaciones mientras define una estrategia para pagar a acreedores y dar un giro al negocio. En total, el minorista emplea a unos 6.400 trabajadores a tiempo completo y 26.400 a tiempo parcial, según documentos judiciales. La empresa dijo que espera salir de la mayoría de sus puntos de venta en Asia y Europa, y cerrará todas sus 44 tiendas canadienses que proporcionan alrededor de 2.000 empleos, según declaraciones de la compañía.

La firma sufrió la misma despiadada competencia de precios y en línea que ha obligado a otros minoristas estadounidenses a cerrar miles de tiendas en los últimos dos años. Pero sus problemas se profundizaron por errores de cálculo del inventario y una asociación internacional fallida, según documentos judiciales.

La rápida expansión global dejó a la compañía atrapada en ubicaciones que eran demasiado caras y demasiado grandes, según muestran documentos judiciales. A pesar de contar con 262 tiendas para 2015 fuera de EE.UU., no logró economías de escala debido a diferencias geográficas en gusto y clima.

¿El resultado? Forever 21 pierde US$10 millones por mes en Canadá, Europa y Asia. Las ventas en EE.UU. son relativamente fuertes, según documentos judiciales presentados en Wilmington, Delaware.

La presentación citó 11 arrendamientos que quiere cancelar para tiendas que aún no han abierto, incluidas dos para Forever 21 y nueve nuevas tiendas para su marca de belleza y bienestar, Riley Rose. Renunciar a las nuevas tiendas de Riley Rose reduce drásticamente los planes de la compañía para expandir la marca, que actualmente opera solo 15 puntos de venta. La compañía pidió al juez de bancarrota de EE.UU. Kevin Gross establecer reglas para cancelar los arrendamientos que se aplicarían a las tiendas que decida liquidar.

FUENTE: Perfil

Post Relacionados