Nueva York redefine el distrito textil de Manhattan.

El Ayuntamiento de la ciudad ha aprobado hoy por unanimidad eliminar una normativa de finales de los ochenta que protegía el Garment District. Se trata del antiguo espacio industrial de esta zona, que abarca de las calles 35 a la 41, entre la Quinta y la Novena Avenida, en el corazón de Manhattan.

Hasta ahora, esta ley había preservado la zona obligando a los dueños de los inmuebles a mantener la actividad textil en la misma proporción que reorientaba sus funciones a otros usos. A partir de ahora, los propietarios de los edificios podrán convertirlos en lo que quieran, según WWD.

El programa, no obstante, incluye subvenciones para mantener a los fabricantes de prendas de vestir, como reducciones de impuestos a los propietarios que alquilen a largo plazo a precios asequibles. Por otro lado, el Ayuntamiento también destinará veinte millones de dólares a la compra de un inmueble donde empresas de confección puedan arrendar a precios por debajo de mercado.

Con esta iniciativa, el consistorio pretende crear un área de uso mixto, industrial, de oficinas y de viviendas. “La votación de hoy garantiza que Garment Center continuará prosperando como un vecindario de uso mixto y que la ciudad de Nueva York continuará siendo capital mundial de la moda”, ha explicado el alcalde, Bill de Blasio.

Nueva York, no obstante, continuará apostando por mantener la industria textil en su hubhistórico, a pesar de que sigue en marcha la creación de un hub productivo de 18.580 metros cuadrados en el Campus Made in NY en Sunset Park, en Brooklyn.

Este proyecto, que espera crear 72.000 puestos de trabajo en 2021, abrió el debate sobre la necesidad de mover o no el distrito textil de la ciudad desde su núcleo original, en Manhattan.

Post Relacionados